domingo, 22 de mayo de 2011

"Delayed" - Escala a otros destinos: Boötes* (Vaga_Mente)



“¿Cuál es el tiempo justo? ¿Cuándo se ha de llegar? ¿Acaso cuando nos esperan? ¿Acaso cuando no? ¿Qué es lo que hace que la vida sea un trayecto de verdaderas estaciones? ¿La espera? ¿La sorpresa? “ (Vaga_Mente)
Cuántas veces me habré planteado, si no estas mismas preguntas, otras de similar naturaleza. Surgían en alguna circunstancia siempre acompañada de la sensación de llegar a destiempo, independientemente de si lo hacía antes o después de lo que vendría a considerarse el “momento oportuno“. Claro que lo oportuno está ligado a un factor, directamente emparentado con la fortuna, con el que poco podemos pactar: la suerte. Y quizá porque no me parece justa -casi nunca-, no creo demasiado en ella. Siempre he preferido asirme a otros puntos que estuvieran regidos de manera menos caprichosa que el azar: la atención llena de intención -y viceversa-, la mirada que disecciona, analiza y sintetiza de nuevo, el sentido del buen gusto, la elegancia natural,… todas esas cualidades que en su suma determinan aquello conocido como "saber hacer" y que despiertan grandes dosis de admiración en mí.

Dicen que la admiración es “requisito indispensable para disfrutar de las manifestaciones de la creación” y yo  me siento muy afortunada al poder disfrutar admirando. De manera que, a pesar de no creer demasiado en ella, a menudo me acompaña (¡y cómo!) esa dama tan caprichosa llamada Fortuna. Reconozco como una de mis grandes suertes  la de poder contar con la hermosa amistad y el apoyo incondicional de Vaga_Mente (Boötes)  quien quiso prolongar el boceto “Delayed", publicado en este blog, el 29 de enero de 2011 -aunque fue escrito, y también publicado en otra página, con anterioridad-.

Sólo nos queda ver, para demostrar mi buena estrella y comprobar de paso algunos de los motivos de la admiración que siento por su autor, este precioso relato que Boötes (Vaga_Mente) quiso regalarme.

[*Ah!... Boötes es la estrella más brillante de una constelación, así que abrochen bien sus cinturones; éste es un vuelo de altura]
Y ahora sí, sin más interrupciones, ni retrasos, esta tripulación les desea feliz viaje:




(Foto cedida por VagaMente.
Gracias por todo...)